GRUPO DE LECTIO DIVINA COMPARTIDA CON EL EVANGELIO DEL DOMINGO

Hola a todos.

Me llamo Ernestina y soy una monja benedictina del monasterio de Santa María de Carbajal de León, España.

Queremos presentaros una nueva actividad de esta escuela para el año 2021-2022. Se trata de un grupo de lectio divina compartida. Todos los viernes, a las 18h, a través de a plataforma zoom, dedicaremos un hora a compartir la Palabra de Dios del Evangelio que se proclamará el domingo siguiente.

No es suficiente con acoger y vivir la Palabra, hay que compartirla. Jesús parece que no quiso seguidores individuales, sino hermanos y amigos que se integraran en una comunidad.

Hay que buscar formas concretas de poner en comunión la Palabra movidos por el convencimiento de que el Espíritu Santo habla a través de los hermanos. Cada uno va a ser instrumento del Espíritu Santo para el otro.

LECTIO DIVINA MONÁSTICA.

—Breve invocación al Espíritu Santo.

—Elección de un texto. Lo más aconsejable el Evangelio del día, pero puede ser cualquier otro texto de la Sagrada Escritura.

—Lectura del texto. No es una lectura lenta sino rápida, ágil, peregrinante, que camina con el texto, como un periodista que está narrando una escena que está viendo.

—Momento de silencio. Es el momento clave en el que se cierra la Biblia. Momento de vacío interior, de kénosis, de espera, de incertidumbre, de morir a nosotros mismos, incluso de angustia…, esperando la acción del Espíritu, lo que llamamos “la frase gancho” en la que el Espíritu Santo quiere que nos detengamos. Se asemeja a un parto cuando todos están esperando que el niño asome. Es semejante también al intervalo que hay cuando termina la espiración, antes de venir la siguiente inspiración. Hay un momento de espera angustiosa porque si no surge la inspiración por parte del pulmón viene la muerte. Este silencio crea a veces tal tensión que todos tendemos a llenarlo con nuestra propia frase. Podemos recordar la escena de Abrahám cuando no venía el hijo de la promesa y quiere tener un hijo con la esclava Agar. Pero tenemos que mantenernos así, en el vacío, en la espera, en blanco. Si no viene nada, se vuelve a leer el texto hasta que el Espíritu Santo quiera dar a luz. Hasta que haya un verdadero alumbramiento. Cuanto más vacío de nosotros estemos antes llega la fase del Espíritu Santo.

—Una vez que ha aparecido la frase gancho hay que repetirla lentamente tantas veces como sea necesario hasta que noto “algo”. Que esa frase ha adquirido vida en mí. Percibo una transformación, un caer en la cuenta, una especie de claridad o iluminación, comprensión existencial, nuevo nacimiento, sentimiento de paz, gozo, alegría. Suelen ser necesarias muchas repeticiones, mínimo siete u ocho veces. Pueden ser en voz alta o mentalmente.

 —Pueden asociarse esta repetición, y es muy bueno, a la respiración o a los latidos cardiacos.

 —Escribir las frases. Porque al ir escribiéndolas se van grabando.

 —Aprendo de memoria cada frase.

Ánimo

Desarrollo del taller

Grupo de lectio divina compartida con el Evangelio del Domingo.

Todos los viernes, de 18h a 19h, por videoconferencia, plataforma zoom. Curso completo desde octubre a junio. Gratuito.

El taller dura todo el curso escolar, de octubre a junio.

Coordina el taller Sor Ernestina Álvarez Tejerina, monja benedictina del Monasterio de León y autora de diferentes libros de espiritualidad.


Precio: GRATUITO


Más información